8 DE OCTUBRE: DÍA NACIONAL DEL PATRIMONIO NATURAL Y CULTURAL ARGENTINO

 

 

En 1990 el Poder Ejecutivo Nacional, mediante el Decreto N° 2.033, del 26 de Septiembre, declaró al 8 de Octubre como Día del Patrimonio Natural y Cultural Argentino. Años más tarde, en 1996, los Ministros de Cultura del MERCOSUR,  en la reunión celebrada en Canela, Río Grande do Sul, Brasil, establecieron al 17 de setiembre como Día del Patrimonio Cultural de los países miembros. Además, en la estructura orgánica del MERCOSUR Cultural, se observa una Comisión de Patrimonio Cultural (Cumbre de Mendoza de 2012).

El 8 de Octubre de 2011 inauguramos este espacio web patrimonionyc.com.ar de información, formación,  contactos y debate, como dijimos en aquel momento, de la mano de la Diplomatura en Preservación del Patrimonio Natural y Cultural en la Universidad Blas Pascal, que había comenzado su primera cohorte en Abril de ese año. Y seguimos aquí, todos los miembros del equipo docente, continuando con nuestra tarea de capacitación y “concienciación”, tanto a nivel académico como en nuestras actividades educativas, direccionales, institucionales o de asesoramiento, en un tema que es fundamental a la supervivencia de la humanidad: su identidad y la preservación del patrimonio natural y cultural que la sostiene.

Labor sistemática, constante y urgente ya que,  desde mediados del siglo XX y andando el XXI, el concepto de patrimonio, su alcance y profunda relación con los cambios sociales, económicos y políticos del mundo a sido tema de intensos cuestionamientos. Ello es así, porque la toma de posición al respecto implica a las políticas culturales locales y/o regionales de los países y con ellas a la escuela, la educación y las instituciones de educación no formal, entre las que se encuentran los museos, archivos, áreas protegidas, bibliotecas, parques naturales, etc. Lo cual, por otro lado,  no puede ser de otra manera.

Hace ya varias décadas que todo proyecto territorial, cultural o turístico que se precie de sustentable y de buscar la calidad de vida de la sociedad involucrada, se legitima a partir del patrimonio natural y cultural, de su reconocimiento, preservación y uso social responsable.

Con la Convenciónpara la Conservacióndel Patrimonio Natural y Cultural (1972) se dio el gran paso de la consideración, no ya separadamente, del entorno natural-espacial y el producto cultural sino  como un todo integrado y de la cual surgió la responsabilidad de los Estados de “hacer que el patrimonio cumpla una función en la vida colectiva de los pueblos”.

Esa mirada se afianza cuando, para conceptualizar “patrimonio cultural” hablamos de “esas manifestaciones de la naturaleza impactada por el hombre” partiendo, no del “valor económico” sino, del “valor Cultura”. Entonces, y sólo así,  el patrimonio cultural es la representación de la memoria colectiva, integrada con todo aquello que, a través de la historia  fueron creando los hombres a fin de adaptarse al medio y de organizar su vida, completado con lo que producen, cotidianamente, los que viven en el presente (Martini, 2012).

 

La noción de Patrimonio Integral

Es una concepción de Patrimonio en la que se integran lo natural, lo cultural, lo tangible e intangible, su uso social responsable y la participación comunitaria. Desde este punto de vista, abordamos el conocimiento, protección y gestión del patrimonio como problemática global y compleja, considerando lo natural y lo cultural integradamente, proponiéndolo desde la innovación conceptual y metodológica del que denominamos Patrimonio Integral (PI) cuando lo entendemos como el todo, armónico e inseparable, constituido por los productos culturales y el contexto o ambiente natural que los contiene y cualifica, el cual han creado los hombres de una comunidad o país, en su trayectoria histórica y  en un territorio (1).

Este concepto se caracteriza por su dinamismo, porque trabaja con la memoria colectiva local pero, activada, movilizada a partir de técnicas de participación social; teniendo en cuenta los momentos y aspectos de la microhistoria del lugar o la región y sin olvidar que, el uso social responsable de ese patrimonio integral, produce conflictos entre los diversos sectores  comunitarios; los cuales deben ser verificados, analizados e integrados también, admitiendo una multiplicidad de variantes y componentes. Así, esta noción de patrimonio incluye el territorio, los productos culturales y naturales que se identifican en él, lo tangible e intangible de los mismos, su uso social responsable y la participación comunitaria

En ese marco y, ante la necesidad de compatibilizar las insuficiencias de desarrollo y calidad de vida de las comunidades y la evidencia de conservar y proteger los bienes naturales y culturales de las mismas, se hacen imprescindibles acciones planificadas, instituciones afines como los museos, creativas y “aggionadas” y políticas públicas democratizadoras y participativas que produzcan la información y provocación de la sociedad al respecto.

En la llamada “sociedad del ocio”, “la cultura en sentido amplio, constituye un conjunto de potencialidades de incalculable valor para el disfrute turístico, la información, el conocimiento y, por ende, para la construcción identitaria” (2). Por eso, hace falta  construir identidad pero, no como “fusión cultural” sino como cohesión ante la diversidad cultural, descubriendo los vínculos naturales y culturales que permitan resistir de cara a la globalización actual, persistente consumidora de significados. Tal y como  lo reconociera la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano en 1972, “el hombre es obra y artífice del medio que lo rodea, el cual le da sustento material y le brinda la oportunidad de desarrollarse intelectual, moral, social y espiritualmente”, con lo cual quedan explicitados  los dos aspectos del medio humano: natural y cultural (3).

Lo que también debemos considerar es que, todo lo referido a la patrimonialización o activación de ese PI, tiene que ver con los discursos, con el poder y la política, ya que el patrimonio, siendo una construcción social, no es ingenuo ni inocente y su  puesta en valor y legitimación es producto de una negociación entre los sectores sociales participantes en su declaración como tal y, de esa “negociación” o “consenso”, sobrevienen tanto su reconocimiento social como los recursos económicos para su mantenimiento.

Por eso, definir qué es patrimonio y qué no lo es en una comunidad, depende de las “miradas” e ideologías que prevalezcan sobre  la realidad histórica, social y política de la misma, lo cual influye para decidir qué elementos “se eligen” para definir la identidad de quienes la componen y, según una determinada filosofía de pensamiento, se seleccionarán unos referentes y se ignorarán otros, se destacarán determinados significados de un elemento patrimonial y se relativizarán otros, subrayándose un mensaje sobre otro, que se quiere hacer sobresalir. El patrimonio debe pensarse, entonces, como un espacio de conflicto, de lucha, tensión y negociación entre diferentes sectores, atendiendo a las relaciones de poder entre los grupos involucrados. Lo cual permite preguntarse, sobre todo pensando en el Mensaje que emite esa selección y “legalización”, qué…, porqué…, quiénes…,  con qué objetivos…, qué política…

De ahí la importancia de la participación social, elemento constitutivo de relevancia en el concepto de PI a la hora de descubrir, reconocer cuál es el patrimonio que identifica a ese grupo humano, a esa región, toda vez que si bien todo lo que se transmite de generación en generación es cultura, cultura no es patrimonio, sino que éste se constituye en las manifestaciones, tangibles o intangibles de aquella.

El otro gran reto es “proteger los dividendos” de sostenibilidad, reconocimiento identitario y calidad de vida que ofrecen las nuevas tecnologías, sin perder o tergiversar la historia local, la permanencia del PI del lugar y, por el contrario, construir nuevos y cotidianos lazos a partir de esa participación comunitaria convocada.

Sin embargo, como hoy se consume, más por el consumir mismo que por el goce y alegría de aprehender el objeto de interés, se generan transformaciones y cambios muy rápidos para adaptar los bienes patrimoniales a la “fruición” social que implica la vida moderna, sin destruirlo o malversarlo. Con lo cual, si bien las innovaciones no pueden detenerse, son inevitables y aún naturales, es necesario ordenar y gestionar cabalmente el uso del PI de manera que no esté sujeto a los intereses políticos y económicos sino que, participación comunitaria mediante, se evite la pérdida de los valores identitarios que aquél asegura.

                                                          Mgtr. Lic. Yoli A Martini (*)

(*) Texto extraído dela Introducciónde Martini, Y. 2014 “Ciencia + Emoción = Interpretación del Patrimonio en Museos Universitarios”. Ponencia al V Encuentro de Museos Universitarios del MERCOSUR y II de Latinoamérica y el Caribe. Secretaría de Cultura dela UniversidadNacionaldel Litoral. Santa Fe, Argentina.

Notas

(1) Martini, Y. 2014 Curso sobre Patrimonio Integral e Interpretación. Dictado enla UniversidadNacionaldel Litoral, Santa Fe. Argentina.

(2) Serrano Rodríguez, A. 2002. Preservación del Patrimonio Natural y Cultural en una Ordenación del Territorio. I Congreso de Ingeniería Civil, Territorio y Medio Ambiente. Madrid. España.

(3) Declaración de la Conferenciade las Naciones Unidas sobre el Medio Humano. 1972. Estocolmo, Noruega. http://www.ub.edu.ar/investigaciones/dt_nuevos/106_jankilevich.PDF

 

Una ordenanza ejemplo, con la mirada del patrimonio integral, para la preservación de la flora nativa

Ordenanza Nº 24

 

PROTECCIÓN Y PROMOCIÓN DEL ARBOLADO NATIVO

 

VISTO:
La necesidad de contar con una norma que regule, de acuerdo con los conocimientos científicos actuales y la legislación nacional y provincial vigente, las intervenciones sobre la cobertura vegetal de lotes públicos y privados, a fin de preservar, resguardar y recuperar la vegetación nativa de la localidad de Anisacate,
Y CONSIDERANDO:

  • Que está comprobado que las estrategias de información y educación ambiental, acompañadas de medidas de promoción a través de incentivos resultan de mayor eficacia que las sólo restrictivas y prohibitivas.
  • Que el municipio de Anisacate pretende avanzar en dicha línea en lo que respecta a sus políticas ambientales.
  • Quela Constitución Nacional, en su artículo 41, establece el derecho de todo ciudadano a un ambiente sano y equilibrado, donde las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las generaciones futuras;
  • Que el Decreto Nacional 710 (texto ordenado de la Ley de Defensa de la Riqueza Forestal13.273) establece que es de interés público la defensa, mejoramiento y ampliación de los bosques, enfatizando su utilidad pública;
  • Que la Ley Nacional 25675 (Ley General del Ambiente) establece en su art. 4 que la interpretación y aplicación de toda norma a través de la cual se ejecute la política Ambiental, estarán sujetas al cumplimiento de los siguientes principios:

S       Principio de congruencia: La legislación provincial y municipal referida a lo ambiental deberá ser adecuada a los principios y normas fijadas en la presente ley; en caso de que así no fuere, éste prevalecerá sobre toda otra norma que se le oponga.

S       Principio de prevención: Las causas y las fuentes de los problemas ambientales se atenderán en forma prioritaria e integrada, tratando de prevenir los efectos negativos que sobre el ambiente se pueden producir.

S       Principio precautorio: Cuando haya peligro de daño grave o irreversible la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente.

S       Principio de equidad intergeneracional: Los responsables de la protección ambiental deberán velar por el uso y goce apropiado del ambiente por parte de las generaciones presentes y futuras.

S       Principio de progresividad: Los objetivos ambientales deberán ser logrados en forma gradual, a través de metas interinas y finales, proyectadas en un cronograma temporal que facilite la adecuación correspondiente a las actividades relacionadas con esos objetivos.

S       Principio de responsabilidad: El generador de efectos degradantes del ambiente, actuales o futuros, es responsable de los costos de las acciones preventivas y correctivas de recomposición, sin perjuicio de la vigencia de los sistemas de responsabilidad ambiental que correspondan.

S       Principio de subsidiariedad: El Estado nacional, a través de las distintas instancias de la administración pública, tiene la obligación de colaborar y, de ser necesario, participar en forma complementaria en el accionar de los particulares en la preservación y protección ambientales.

S       Principio de sustentabilidad: El desarrollo económico y social y el aprovechamiento de los recursos naturales deberán realizarse a través de una gestión apropiada del ambiente, de manera tal, que no comprometa las posibilidades de las generaciones presentes y futuras.

S       Principio de solidaridad: La Nación y los Estados provinciales serán responsables de la prevención y mitigación de los efectos ambientales transfronterizos adversos de su propio accionar, así como de la minimización de los riesgos ambientales sobre los sistemas ecológicos compartidos.

S       Principio de cooperación: Los recursos naturales y los sistemas ecológicos compartidos serán utilizados en forma equitativa y racional, El tratamiento y mitigación de las emergencias ambientales de efectos transfronterizos serán desarrollados en forma conjunta;

  • Que la misma ley establece en su artículo 14 que  la educación ambiental constituye el instrumento básico para generar en los ciudadanos, valores, comportamientos y actitudes que sean acordes con un ambiente equilibrado, propendan a la preservación de los recursos naturales y su utilización sostenible, y mejoren la calidad de vida de la población.
  • Que la Ley Nacional 26331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, establece en su art. 3 que está entre sus objetivos hacer prevalecer los principios precautorio y preventivo, manteniendo bosques nativos cuyos beneficios ambientales, o los daños ambientales que su ausencia generase, aún no puedan demostrarse con las técnicas disponibles en la actualidad;
  • Que la Constitución Provincial. Declara en su Artículo 186 que son funciones, atribuciones y finalidades inherentes a la competencia municipal: (…) protección del medio ambiente, paisaje, equilibrio ecológico y polución ambiental; (…) Administrar y disponer de los bienes que integran el patrimonio municipal (…) Disponer y fomentar las políticas de apoyo y difusión de los valores culturales, regionales y nacionales, en general. Conservar y defender el patrimonio histórico y artístico. (…) Regular y coordinar planes urbanísticos y edilicios.
  • Que la Ley Provincial 7343 de Preservación, Conservación, Defensa, y Mejoramiento del Ambiente declara en su Art. 2º de interés provincial a los fines de la ley a aquellos ambientes urbanos, agropecuarios y naturales y todos sus elementos constitutivos que por su función y características mantienen o contribuyen a mantener la organización ecológica mas conveniente tanto para el desarrollo de la cultura como de la ciencia y la tecnología y del bienestar de la comunidad como para la permanencia de la especie humana sobre la tierra, en armónica relación con el ambiente;
  • Que la misma ley declara en su Art.6 que deberá evitarse la desaparición de los ecosistemas terrestres y acuáticos que caracterizan ecológicamente a la provincia de Córdoba, debiendo en todos y cada uno de los casos, preservarse áreas que aseguren sus respectivas capacidades de automantenimiento y autoperpetuación;
  • Que la misma ley, en su Art. 32 prohíbe a los particulares e instituciones públicas y privadas desarrollar acciones, actividades u obras que degraden o sean susceptibles de degradar en forma irreversible, corregible o incipiente los individuos y las poblaciones de la flora;
  • Que numerosos estudios investigativos, como el informe “Estrategias de forestación enla Provinciade Córdoba” (ANEXO 1 de la presente ordenanza) detallan las especies nativas recomendadas para veredas, canteros centrales y espacios públicos urbanos de nuestra Región, y aquellas especies exóticas desaconsejadas para la forestación local.
  • Que las especies aconsejadas para la forestación son las detalladas a continuación según dicho documento:
Nombre Científico Nombre común
Acacia aroma Aromito, Tusca
Acacia atramentaria Espinillo negro
Aloysia gratissima Palo amarillo, Cedrón del monte
Aspidosperma quebracho-blanco Quebracho Blanco
Condalia microphylla Piquillín
Boungainvillea stipitata Tala Falso
Caesalpinia gilliesii Lagaña de perro
Celtis ehrenbergiana Tala
Geoffroea decorticans Chañar
Jodina rhombifolia1 Peje, Sombra de toro
Kageneckia lanceolata Durazno del campo
Acacia caven Espinillo
Lithraea molleoides Molle de Beber
Baccharis articulata Carqueja
Parkinsonia aculeata Cina-cina
Porlieria microphylla Guayacán, Cucharero
Prosopis alba  Algarrobo blanco
Prosopis chilensis Algarrobo blanco
Prosopis flexuosa Algarrobo
Prosopis nigra Algarrobo negro
Ruprechtia apetala Manzano del campo
Salix humboldtiana Sauce criollo
Schinus fasciculatus Moradillo
Ziziphus mistol Mistol
Zanthoxylum coco Coco

 

 

 

Por todo ello:

EL CONCEJO DELIBERANTE DE LA CIUDAD DE ANISACATE

SANCIONA CON FUERZA DE ORDENANZA

Generalidades

Artículo 1º: La presente Ordenanza tiene por objeto preservar, resguardar y recuperar la vegetación nativa de la localidad de Anisacate, principalmente a través de la implementación de medidas vinculadas al arbolado público urbano.

Artículo 2º: Entiéndase como arbolado público urbano a las especies arbóreas y arbustivas instaladas en lugares del área urbana, sitas en el ejido de la localidad de Anisacate, y que están destinadas al uso público, sin tener en cuenta si éstas han surgido por reproducción natural o han sido plantadas.

Artículo 3º: Entiéndase por vegetación nativa a aquellas especies que crecen en el área biogeográfica de donde son originarias.

Artículo 4º: Entiéndase en relación a la vegetación nativa

a) Extracción, la acción de desarraigar los ejemplares del lugar de plantación.

b) Poda, el corte de ramas que se separen definitivamente de la planta madre.

c) Mutilación, la eliminación de la copa por el corte total de sus ramas.

d) Tala, la eliminación de la copa por cortes efectuados en el tronco a distintas alturas.

e) Daño, al desgarro o cortes inadecuados en raíces, las heridas, aplicación de sustancias tóxicas, encender fuego, fijación de elementos extraños y todo tipo de agresión que altere el desarrollo de los ejemplares en forma normal o cause la muerte.

Artículo 5º: Declárase a las especies nativas del arbolado público urbano como Patrimonio Natural y Cultural del Municipio de Anisacate.

Artículo 6º: La autoridad de aplicación de esta Ordenanza esla Secretaría de Desarrollo Social y Salud o la autoridad que se designe para tal fin.

Artículo 7º: La Municipalidad de Anisacate promoverá el conocimiento y la divulgación de las especies arbóreas y arbustivas nativas de la región.

De las especies a implantar

Artículo 8º: Para la implantación por parte del municipio y vecinos de nuevos ejemplares arbóreos o arbustivos para espacios públicos se seleccionaran sólo las especies nativas recomendadas.

Del cuidado y mantenimiento

Artículo 9º: Será responsabilidad de los frentistas el cuidado y mantenimiento de los árboles y arbustos ubicados frente a sus domicilios.

Artículo 10º: Prohíbese la extracción, poda, mutilación, tala y daños de ejemplares nativos del arbolado público urbano.

Artículo 11º : Cuando un vecino aduce que las raíces de los árboles levantan pisos, veredas, desagües u otras construcciones, deberá proceder a la poda de las raíces que interfieran, quedando el resto del árbol en perfectas condiciones, salvo que sea necesario la poda compensatoria, para la cual el vecino deberá solicitar autorización para efectuar por su cuenta la misma.

Artículo 12º: Quienes infrinjan lo establecido por el artículo 10º serán pasibles de multas a establecerse por la autoridad de aplicación teniendo a consideración el nivel de daño infringido al/los ejemplares (daño, mutilación parcial, total, extracción, tala). Las multas oscilarán entre 50 y 5000.

Artículo 13º: Se justificará la extracción de ejemplares de nativas del arbolado público urbano en los siguientes casos, siempre y cuando no sea posible otro tipo de soluciones técnicas:

a) Decrepitud o decaimiento de su vigor, irrecuperables.

b) Ciclo biológico cumplido.

c) Cuando por las causas anteriormente mencionadas se evalúe factible su caída o desprendimiento de ramas que pudieren ocasionar daños que amenacen la seguridad de las personas o bienes.

d) Cuando la inclinación del árbol amenace su caída o provoque trastornos al tránsito de peatones o vehículos.

e) Cuando las especies se viesen afectadas por mutilaciones que no permitiesen lograr su recuperación.

Artículo 14º: Dadas las condiciones anteriores la autoridad de aplicación, de oficio o a requerimiento de los/as frentistas, autorizará la extracción o poda de ejemplares nativos del arbolado público urbano.

Artículo 15º: En aquellos casos en los que el/los ejemplares en cuestión interfieran en el tránsito de peatones o vehículos la autoridad de aplicación en conjunto  con el área de Arquitectura dela Municipalidad evaluará todas las posibles soluciones alternativas a la poda o extracción del/los mismos.

Artículo 16º: En los casos en que fuera autorizada la extracción, el o la solicitante procederá a la reposición inmediata de los ejemplares arbóreos o arbustivos en la misma cantidad que los extraídos y de las especies recomendadas. La autoridad de aplicación verificará estas situaciones. El frentista que no efectuase la reposición mencionada será pasible de las multas por la extracción de ejemplares nativos.

Artículo 17º: Para el cumplimiento efectivo de la presente ordenanza facúltese ala Autoridad de Aplicación a la capacitación del personal municipal dedicado a las tareas de mantenimiento de veredas y espacios verdes respecto a la identificación de las especies nativas y sus requerimientos de cuidado.

Del respeto y cuidado de la vegetación nativa de la región y del arbolado público urbano

Artículo 18º El municipio fomentará el respeto y cuidado de la vegetación nativa de la región y del arbolado público urbano, así como también el cumplimiento de los objetivos de esta Ordenanza mediante la concienciación ciudadana por medio de todas sus áreas

Artículo 19º: Créase el registro de Árboles Históricos y Notables del Municipio de Anisacate, el cual dependerá dela Secretaría de Salud,  Cultura y Turismo

Artículo 20º: Se promoverá mediante reducción  impositiva, a determinarse mediante regulación específica, la preservación de los ejemplares de vegetación nativa en los terrenos privados de los vecinos y la reforestación de veredas y espacios privados con las mismas.

Artículo 21º: La Secretaría correspondiente promoverá la creación de Reservas Naturales Municipales en aquellos espacios públicos donde existan relictos de vegetación nativa representativas de la región, que estén en riesgo y en las que puedan generarse actividades con fines educativos.

Disposiciones Finales

Artículo 21º: Todas las disposiciones y reglamentaciones consignadas en esta Ordenanza podrán ser verificadas, advertidas y sancionadas, mediante cédulas o actas de comprobación, por los/as agentes que se desempeñen como inspectores en todas las áreas del Municipio de Anisacate vinculadas con la temática.-

Articulo 22º PROTOCOLICESE, comuníquese, publíquese en el Boletín Oficial de la localidad de Anisacate, incorpórese al libro De Ordenanzas y archívese.-

Dada en la sala de sesiones a los 03 días de octubre de 2012.———————–

Un ejemplo de planificación ambiental

Compartimos con Uds un ejemplo de planificación ambiental llevado adelante en la Provincia de Córdoba. 

La descripción del mismo refiere a la preservación del patrimonio natural de la región, pero se encuentra en estrecha vinculación con la propuesta del Espacio para la Memoria y la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos “La Perla”. El cual tiene como misión la formación ciudadanos críticos y activos en la promoción y defensa de los Derechos Humanos, a través de contribuir a la memoria de las formas históricas de luchas por derechos y de los sistemas represivos que se aplicaron para acallar las mismas, particularmente en la implementación del terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico-militar.

Con lo cual el proyecto en su conjunto podría constituirse, de establecerse los lazos necesarios en un ejemplo de gestión del patrimonio desde una visión integral.

Parte de prensa: La Reserva Natural Militar La Calera:

Planificar la gestión ambiental del territorio

 

A partir de 2012 la Reserva Natural Militar La Calera, un espacio de 14.000 hectáreas ubicado entre la ciudad de Córdoba y Villa Carlos Paz, cuenta con un Comité de Gestión Local para la protección del patrimonio natural, cultural e histórico que alberga.

La creación de dicho Comité está contemplada en el Convenio Marco de Cooperación suscripto entre el Ministerio de Defensa yla Administraciónde Parques Nacionales en 2007 con el objetivo de identificar sitios de interés para la conservación de la biodiversidad en las áreas marinas y tierras bajo jurisdicción federal, pertenecientes al dominio privado de la Nación y asignadas en uso y administración a las Fuerzas Armadas, a efectos de propiciar nuevos espacios protegidos.

Este Comité está integrado por representantes del Comando de la 2da División del Ejército “Ejército del Norte” y directivos y técnicos dela Administraciónde Parques Nacionales, Delegación Regional Centro.  Asimismo, se ha invitado a participar a instituciones vinculadas al área, tales como el Aula Abierta de Montaña, dela Facultadde Ciencias Agropecuarias dela Universidad Nacionalde Córdoba (FCA – UNC) y el Espacio parala Memoriayla Promocióny Defensa de los Derechos Humanos “La Perla”.

 

Proteger espacios especiales

 

El Comité de Gestión Local ha tenido una intensa actividad desde su creación. Se ha comenzado a establecer una línea de base de información de biodiversidad a partir del plan de trabajo presentado por un equipo técnico de la FCA-UNC, quienes están ejecutando el proyecto “El Manejo como herramienta de recuperación de cuenca”. El estudio se realiza con el financiamiento dela Iniciativa + AGUA dela Fundación AVINA.

El objetivo principal del proyecto es desarrollar estrategias de manejo, aprovechamiento y recuperación de especies vegetales nativas y control de exóticas, partiendo de la zonificación para la conservación del bosque serrano y los relictos del espinal. La recuperación de la cuenca, como un área que colecta agua de lluvia, la almacena y libera en determinados puntos del territorio, se prevé a través de técnicas de monitoreo y conservación aplicadas sobre la masa forestal y los recursos hídricos, resguardando la cuenca de los potenciales riesgos de erosión y degradación.

Además, allí existe una importante presencia de bosque nativo, con presencia de especies como quebracho colorado y blanco, espinillo, algarrobo, tala, chañar, tusca, piquillín, moradillo y plantas aromáticas tales como el poleo y la peperina. La fauna autóctona está compuesta por zorros, zorrinos, zorzales, jotes, pájaros carpinteros e iguanas, entre otros, lo cual es motivo de actuales estudios para su relevamiento y propuesta de manejo.

Entre los principales logros alcanzados se pueden citar las tareas de prevención de incendios en articulación con los Bomberos Voluntarios deLa Calera, la entrega de  mochilas para extinción de incendios y equipos de radio a personal del Ejército, la realización de un mapa de riesgos dela Reserva, el relevamiento hidrológico con medición de caudales y relevamiento de subcuencas, la realización de un inventario florístico y la confección de mapas de unidades de cobertura de suelo y clasificación de especies.

Cabe destacar asimismo, que las tareas de relevamiento de terreno han sido realizadas por técnicos dela UNC, acompañados por personal militar y por técnicos de Parques Nacionales, logrando un enriquecedor intercambio de conocimientos y capacidades.

 

El Convenio entre el Ministerio de Defensa y la Administración de Parques Nacionales incluye  – además de la Reserva Natural Militar La Calera – las siguientes áreas protegidas:

RNM Punta Buenos Aires en Península Valdés, Chubut, convenio con la Armada Argentina;

RNM Puerto Península en Misiones, convenio con el Ejército Argentino;

RNM Campo Mar Chiquita, Buenos Aires, RNM Garabato y RNM El Tala en Santa Fe, convenio con la Fuerza Aérea Argentina.

 

La creación de la RN Militar La Calera

 

La historia de este espacio como área protegida se inicia en 2005 cuando los ciudadanos de la zona se autoconvocaron para proponer la reglamentación dela Reserva Bamba, en el sector norte de la cuenca del Río Suquía. Paralelamente, junto a organizaciones sociales e instituciones públicas, formularon el pedido de conformar un área protegida en el ámbito del Convenio entre Parques Nacionales y el Ministerio de Defensa. El Comité Ejecutivo de dicho Convenio evaluó la propuesta y recomendó su declaración como ENIC (Espacio Natural de Interés parala Conservación). El Protocolo Adicional Nº 5 firmado el 3 de julio de 2009 entre Parques Nacionales y el Ejército Argentino concretó dicha recomendación creandola  Reserva NaturalMilitarLa Calera.

 

 

 

Para más información:

Delegación Regional Centro dela Administraciónde Parques Nacionales

Av. Richieri 2298 – 0351-4606110

E-mail: drc@apn.gov.ar

Para reflexionar…

Yo con todos, yo con vos, yo con vos…

 Reflexiones sobre la importancia de la interacción de las instituciones con la comunidad

Lic. María Elena García 

Cada vez que aparece o desaparece una institución en un determinado lugar genera algún efecto en su vecindad, y la fuerza de dicho efecto dependerá del grado de vinculación que la misma logre con esa comunidad que la rodea.

Es por esto que escuelas, museos, municipios, áreas protegidas, ONGs, etc. se ven comprometidas, para lograr el alcance de sus objetivos, a generar estrategias de vinculación con las poblaciones en cuyo seno se gestaron. Dando origen así a redes de vínculos que llegan a configurarse como verdaderos entramados sociales, que hacen a sus propuestas sostenibles en el tiempo y contribuyen a generar nuevas formas de ciudadanía.

Para la puesta en marcha de procesos de este tipo, que implican una planificación participativa, se requiere, en primera instancia de acciones especiales para conocer a las personas e instituciones a incorporar en la red -como serían por ejemplo los estudios de público-.

Además se hace necesario diseñar estrategias para comunicar e involucrar a los grupos de interés de acuerdo a sus realidades y contextos.

Esta necesidad lleva a destacar el rol de la comunicación y la educación como instrumentos que, trabajando interdisciplinariamente, generan esa interacción.

En Latinoamérica es reciente la sistematización del trabajo interdisciplinario conjunto y la integración de la planificación, el manejo de los recursos naturales, la economía, la legislación, la educación y la comunicación ambiental en acciones concretas. En términos generales, con relación a los procesos de planificación estratégica participativa, los antecedentes son muy escasos. Pero los resultados muy estimulantes.

Dado que, a partir del reconocer a  los miembros de su comunidad como sujetos de saber, una institución se constituye como un espacio para la inclusión de sectores poco tomados en cuenta normalmente por el sistema educativo formal. Poblaciones que desconocen las claves para acceder a una mejor calidad de vida.

Calidad de vida que implica que los miembros de la comunidad se constituyan en sujetos activos en su propia transformación y la de su entorno. Avanzando así, a través de conductas cívicas responsables, en el desafío que representa hoy la idea del desarrollo sustentable al armonizar lo económico, lo social, lo cultural y lo ambiental, ya que la participación social en las decisiones sobre el desarrollo es fundamental para lograr que las mismas sean duraderas y viables.

Que una institución se abra a estas formas de participación requiere, que esté dispuesta a  negociar e intercambiar ideas a fin de generar estrategias para hacer confluir diversas formas de actuar y pensar. Contribuyendo así a la construcción colectiva de las cosmovisiones y proyectos de vida de las comunidades.

Pero, tal lo señalado por Andelman (2002), a pesar de que predominan en nuestra realidad actual las negociaciones con posiciones fijas que consisten en luchar por el pedazo más grande de la torta, también es posible acercarse a otro tipo orientado a producir la mejor torta posible desde una posición flexible e integradora

 Para seguirla:

Comentarios:

¿Cuáles son sus experiencias personales e institucionales al respecto de lo desarrollado en el texto? ¿Pueden aportar ideas acerca de estrategias y modos de vincularse con la comunidad institucionalmente?

Lecturas:

 –    . Andelman, Marta, (2002) Diversidad Biológica y Participación Pública – Análisis de   experiencias en Argentina. UICN – CEC. Quito, Ecuador.                               www.bvsde.paho.org/bvsacd/cd29/diversidad/indice1.pdf

–    . GARCÍA, Z. (2006) Educación, patrimonio cultural y museos de arte: Espacios para la interacción social. Jornada Internacional de Educación – La dimensión educativa en los museos de arte y centros culturales.                                                          http://sic.conaculta.gob.mx/documentos/999.pdf

–    . Jaramillo Ferrer, C. (2007) Los Museos como Herramientas de                         Transformación Social del Territorio. El caso del Museo de Antioquia.  Medellín –      Colombia. www.uv.es/museos/MATERIAL/Jaramillo.pdf

–    . Hernández Aracena, R. y Castilho Pereira,  I. A. (2006) Educación Patrimonial en Facao, Mato Grosso: una propuesta sobre patrimonio, identidad, educación y desarrollo local. INTERAÇÕES, Revista Internacional de Desenvolvimento Local. Vol. 8, N. 13, p. 19-27, Set. Brasil. 2006.

Entrevista a Cristian Jure, antropólogo, documentalista y director del Dto. Audiovisual del Museo de Ciencias Naturales de La Plata

Museos con más preguntas y menos respuestas
Dentro del Edificio del Museo de Ciencias Naturales, en las oficinas del departamento Audiovisual, un corresponsal de ATM tuvo la oportunidad de entrevistar a Cristian Jure, antropólogo y documentalista, que entre otros trabajos ha realizado junto a Emilio Cartoy Díaz, “La guerra por los otros medios” (disponible para ver en YouTube) en donde se muestra de qué forma comunidades originarias de Bolivia, Brasil y Argentina, están utilizando en su favor y para su lucha los medios de comunicación y la tecnología como poderosas armas de difusión, registrando y transmitiendo sus vivencias y problemáticas desde sus propias visiones sin la intervención de los medios hegemónicos.
La experiencia de Cristian como comunicador, antropólogo y trabajador del MCNLP nos interesó particularmente para escuchar cuál es su visión sobre el momento de auto-revisión que transita la institución a partir de la no exhibición e implementación de la política de restitución de restos humanos a sus comunidades, y sobre el rol de los antropólogos y los trabajadores del museo en esta transición.
ATM: En qué momento la institución empieza a reflexionar sobre las colecciones de restos humanos?
C.J: Los primeros reclamos contundentes empezaron en los noventa. Ahí se empiezan a hacer fuertes y empiezan a tener más visibilidad. En ese momento la posición tanto del Museo como del Consejo de la Universidad fue negarse rotundamente a deshacerse de sus colecciones. Es importante entonces el pedido de restitución del cacique tehuelche Inacayal, que sienta un precedente ya que a través de un proceso legal se forzó al museo a hacer la restitución, eso sentó un antecedente importantísimo para los casos futuros.
La institución recién empezaba a hacer este camino de autocrítica. No se pedía solamente la no exhibición si no también la devolución de los restos, y hacerlo implica mucho más que el respeto a los ancestros de un grupo, implica que te los robaste, que los sacaste de su lugar de origen y que estás dispuesto a devolverlos donde pertenecen.
En realidad los reclamos nunca fueron masivos. Las comunidades tienen cuestiones urgentes importantes y necesarias, y si bien la restitución de restos es muy importante, claramente el reclamo de la tierra, el avance de la soja y mejorar sus condiciones de vida están arriba en la lista de prioridades, por eso, hoy, es el museo el que debe facilitar las restituciones y no mantenerse pasivo esperando los reclamos.
ATM: Cómo se manifestaba antes y ahora la posición del Museo y la Universidad?
C.J: Desde el primer momento, y aún hoy también, hay quienes consideran a los restos como objetos de estudio, con número de inventario y como parte importante de la colección.
Esa posición se mantiene fuerte aún hoy en algunos sectores del museo y hace algún tiempo era la posición hegemónica en la institución.
ATM: Cómo justificaba el museo la permanencia de la postura que sostenía la exhibición y posesión de los restos?
C.J: Hay muchas prácticas que algunos relativizan desde el momento histórico, con eso se les da validez, y con esa excusa también se podría reivindicar el nazismo, se reivindica cualquier cosa desde el relativismo. Pero incluso hay artículos periodísticos y documentos, en donde en ese momento en el que se realizaban, también eran muy cuestionadas. Por supuesto ni hablar de los grupos indígenas, que a principios de siglo XX no eran organizaciones como ahora, y que obviamente las consideraban aberrantes.
Parte de los restos del museo son de la colección de Estanislao Zevallos, que fue el abogado que escribió para Julio A. Roca la fundamentación de la campaña del desierto.
Zevallos se transforma en el mayor coleccionista de cráneos, y para algunos grupos los cráneos son trofeos de guerra. Hay una línea dura que dice que no fue un arqueólogo con un fin científico el que acumuló los cráneos, fue un particular con un interés bélico. El fundamento científico se pone después avalando esa práctica.
Como estudiante recuerdo que era muy común estar manipulando cráneos como algo normal, y cuando surgió el debate en la facultad, nos empezamos a plantear el tema, y ahí empieza un proceso interno de repensar la situación. Es un tema educativo, hay que inducir la reflexión y desnaturalizar la práctica.
ATM: Cómo fueron los procesos de restitución hasta ahora?
CJ: Los mecanismos de restitución no son únicos. Cada caso fue particular.
En este Museo se dieron los casos más emblemáticos, porque era el museo más importante del país y es ahora el que tienen mayor cantidad de restos humanos. Los casos de restituciones fueron pocos hasta ahora y los más resonantes fueron los del cacique Tehuelche Inacayal, el cacique Ranquel Panghitruz Güor conocido como Mariano Rosas y últimamente se cerró el largo proceso de restitución de Damiana Kryygi a los Aché de Paraguay, estos restos estaban repartidos entre La Plata y Berlín.
El caso de Mariano Rosas fue el puntapié para la ley Nº 25517 en el 2001. Esta ley es muy clara e indica que deben ser puestos a disposición de los pueblos indígenas y/o comunidades de pertenencia que lo reclamen, los restos mortales de aborígenes, que formen parte de museos y/o colecciones públicas o privadas.
ATM: En su opinión cuál es el rol que deben cumplir los antropólogos e investigadores del área con respecto a los pedidos de restituciones y a la devolución de restos?
C.J: Nosotros como antropólogos tenemos que tener en claro una cosa muy puntual, siempre se lo digo a mis alumnos…a los originarios les robaron todo, la identidad, la tierra, la dignidad…ahora no les robemos el reclamo. El reclamo es de ellos. Nosotros como profesionales podemos acompañarel reclamo pero el protagonismo del antropólogo es contraproducente. Muchas veces cuando se habla de este conflicto de la restitución se contraponen opiniones, quienes están en contra, quienes están a favor, cuando eso no es importante.
Acá hay una comunidad que quiere recuperar sus restos, y hay un grupo de antropólogos que acompañamos. Nosotros tenemos que estar fuera de la foto, sí ayudando y facilitando todo lo que se pueda.
ATM: Cómo se articula el manejo de la información recabada tanto de los restos del museo como la que extraen los antropólogos de las comunidades?
C.J: En general, difícilmente la información recabada por los antropólogos llegue a manos de las comunidades. La información llega a través de algunos pocos que hacen llegar esa información a algunas comunidades en las que trabajan. El maestro Rex González, por ejemplo, sí hacía ese trabajo, de trasladar esa data a las comunidades, facilitando esa información.
Después, hay muchos especialistas que recolectan información, se la llevan para su estudio y no vuelven jamás a las comunidades a presentar los resultados.
En este aspecto el Colectivo Guías ( organización auto convocada de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad de La Plata que integra la Red de Investigadores en Genocidio y Política Indígena en Argentina), hizo una tarea fundamental, hacer estas revisiones, en un principio tuvieron una apertura y un apoyo del museo y ahora no, trabajan por afuera del museo.
Ellos fueron los que identificaron los restos de Damiana Kryygi en el 2007. Este caso fue particular, porque hicieron una reconstrucción histórica y en base a eso rastrearon los restos.
ATM: Cómo es ahora la situación entre el Museo y las comunidades y cómo articula la institución el cambio efectivo en la parte expositiva?
C.J: El trato con las comunidades ahora con el museo es buenísimo, no hay conflicto.
El museo acompaña con el tema expositivo ese proceso interno, no en la forma en la que a mí me gustaría, que sería mucho más rápido y profundizando más, pero el hecho de que no estén expuestos ya es un gran logro.
En el lugar en donde se exhibían los restos hoy hay un video sobre un pedido de restitución que hizo la comunidad Aymara en las escalinatas del Museo. Este video explica de alguna forma el tema de la no exhibición de restos y con esto se ayuda al visitante a hacer la reflexión.
Igual no nos quedemos en que los restos no tienen que estar expuestos, porque eso es una parte nada más, los restos tienen que ser devueltos, porque si salen de exhibición y van a una caja a depósito en un sótano, no hay mucho avance. De todas formas todo el replanteo produjo afortunadamente que también se cambien las condiciones de almacenamiento, que eran en muchos casos no muy buenas, y ahora se tratan como material sensible.
ATM: Qué piensa como trabajador de museo y antropólogo sobre el caso del Museo de Alta Montaña de Salta que exhibe como piezas principales a los llamados Niños de Llullaillaco?
C.J: Primero, las condiciones en las que “encontraron” los restos de esos niños no son las que muestra el MAM.
Los argumentos con los que defienden esa exhibición son muy pobres y no resisten el menor tratamiento, la justificación viene por el lado del turismo, el rédito económico y la cantidad de visitantes.
Los restos del Museo de La Plata llegaron a la institución hace cien años o más, el problema y lo importante es que es lo que se hace ahora, como recomponer eso que se hizo mal. Pero lo del museo de alta montaña de Salta, se hizo mal… recién! No hay demasiada culpa entre los arqueólogos e historiadores que forman parte de eso.
Algunos integrantes de la comunidad científica no son dados a hacer ninguna reflexión sobre esos restos humanos tratados como objeto de estudio. Manejar ese paradigma en esa época es tremendamente complicado.
Hoy una excavación arqueológica, encuentra restos y primero se hace una investigación sobre si existe una comunidad de pertenencia y no se los saca de su sitio. Esto evidentemente no se hizo en este caso, sobre el que además pesan varios pedidos de cese de exhibición y restitución.
ATM: Qué rol piensa que deberían cumplir los museos en general en esta etapa de recuperación de identidades de las comunidades?
C.J: Un Museo debería ser una institución que dé cuenta de la diversidad cultural y que también llame la atención sobre las desigualdades que todavía existen, y reflexione sobre el origen de esas desigualdades. Eso se logra incorporando discursos que hoy faltan en las instituciones.
Hay demasiadas respuestas en los museos, lo que hace falta son más preguntas.
Corresponsal ATM: Lucila Pesoa

Plan de Acción en Comunicación para la Reserva de Biosfera San Guillermo, San Juan. Argentina

“Plan de Acción en Comunicación para la Reserva de Biosfera San Guillermo, San Juan, Argentina. El diálogo como expresión del equilibrio entre los seres humanos y la naturaleza”

Por Mariana Minervini                                                                                                       Tesis para Máster en Gestión de Espacios Naturales Protegidos –                                 Contacto: minervini.mariana@gmail.com

 

Resumen

A partir del diagnóstico establecido en el Plan Preliminar de Manejo (2007) dela Reservade Biosfera San Guillermo (San Juan – Argentina, primera reserva declarada del país) y el trabajo previo desdela Delegación RegionalCentro dela Administraciónde Parques Nacionales de Argentina, donde se identificó la falta de involucramiento e información de la sociedad en esta figura de protección; es que se propone un plan de acción y estrategias adecuadas para la comunicación y divulgación de la misma. Esta iniciativa parte del interés por mejorar el conocimiento de las comunidades locales acerca de los valores del área y del concepto de Reserva de Biosfera; lo cual servirá de base en un futuro, para generar espacios de participación pública genuina en su manejo.

Para alcanzar y establecer las líneas de acción en comunicación propuestas en este caso en particular, se establece una análisis previo de las caracterísiticas de la figura de protección: Reserva de Biosfera (RB). Ello también deriva en un análisis y comparación de la situación de las RB de Latinoamérica y España, específicamente en cuanto a planificación en comunicación con miras a establecer redes de conocimiento y cooperación. Este marco amplio de investigación se fundamenta en el principio que persiguen las RBs al consituirse en una Red Mundial (Programa El Hombre yla Biosferadela UNESCO), donde se enfatiza entre sus directrices que se propicie “… la administración de cada RB como un pacto entre la comunidad local y la sociedad en su conjunto”, buscando de esta manera que la administración sea “…mas abierta, evolutiva y adaptativa”.

Esta contextualización y estudio permiten establecer la propuesta de trabajo y acciones en relación a la comunicación de manera fundamentada de la reserva Argentina seleccionada. Así, se espera al mismo tiempo que, establecer dichas estrategias y plan de acción impulse y afiance el acceso y transparencia de la información pública, la promoción del diálogo, debate y concertación con los diversos actores, así como una presencia sostenida en la opinión pública sobre los valores e importancia de las Reservas de Biosfera.

Palabras clave: reserva de biosfera, plan de comunicación, estrategias, plan de manejo, participación, diálogo, Argentina, España, Latinoamérica, MAB, UNESCO, Administración de Parques Nacionales.

Para descargar y leer el documento:
Se autoriza la utilización de la información de dicho documento, citando la fuente.

¿DIVERSIDAD CULTURAL O IDENTIDAD NACIONAL?

Luego de permanecer dieciséis meses con gobiernos provisorios, el acuerdo alcanzado por ocho partidos políticos mayoritarios, permitió que Bélgica no se desmembrara en una Bélgica Francesa y otra Flamenca

Esta situación de divisiones de territorios que aparecían bajo una misma bandera, se manifestó harto frecuente luego de la caída del muro de Berlín.

Muchos de los estados constituidos bajo el imperio dela Uniónde Repúblicas Socialistas Soviéticas, se habían formado incluyendo naciones distintas. Es por ello que ante la caída dela URSS,  buscaron su independencia natural. Ello aconteció con Checoslovaquia (desmembrada en República Cheka y Eslovakia), también con Yugoslavia, cuyo desmembramiento fue terriblemente traumático y sangriento, y también con Rumania, y con Turquía, etc.

Pareciera que por una cuestión de “mejor proveer” en los aspectos administrativos y económicos, se trata de agrupar en una región, a todos los habitantes, cualquiera fuere su origen. Quizás resulte más económica una sola administración para todo el conjunto. Pero, es más eficiente o eficaz para dar respuesta a todas las necesidades más allá de las meramente económicas?.

Evidentemente que no. Los distintos grupos que conforman una sociedad, tienen cada uno de ellos, su propia cultura. tradición,  costumbres, construcciones sociales y físicas, que los representan, que les dan identidad. ¿Cómo es posible entonces que los arrinconemos a todos en un mismo lugar y les impongamos una sola y misma cultura ?.

Eso, ya de por sí, suena a error.

Error demencial, que la clase dirigente del mundo globalizado y neoliberal, no advierte. Por cuanto esa filosofía, que tiende al crecimiento continuo e infinito, necesita inexorablemente de la concentración del capital y por analogía, considerando  al hombre como número, también busca su concentración para su mejor administración.

El dinero, el capital, no tienen nada más que una forma de manifestación, que es física. En el hombre, por el contrario, es física y espiritual.

El Capital no tiene sentimientos; el hombre sí.

No tiene anhelos; el hombre sí.

El capital no ama, el hombre sí.

Por todo ello, vemos que hoy el hombre, o mejor, la humanidad, está llegando a un punto de inflexión que producirá en un futuro muy cercano, un cambio fenomenal en la relación, y en todo el entramado social.

La sociología sabe que cualquier grupo humano compuesto por más de 20.000 o 25.000 almas, no genera sentimientos  de pertenencia. Por lo tanto, si no hay sentido de pertenencia, no se puede desarrollar la solidaridad, ni la cooperación entre seres humanos, pero sí se intensifica la individualidad.

Siendo precisamente la individualidad, la que favorece la aceptación de los cambios dañinos para todo el conjunto.

La falta de solidaridad y el individualismo, son pilares en la génesis del pensamiento neoliberal, por lo cual fueron oportuna y tenazmente incentivadas desde los máximos niveles dirigenciales. Basta para ello observar que la exclusión impuesta  a todo aquel que no pueda incorporarse al mercado, es realizada con una falta de humanidad absoluta. Que la destrucción del medio ambiente en los países que no integran el círculo áulico del Primer Mundo, es notoria.

A “contrario sensu”, la queja social se va internacionalizando, o mejor, se va globalizando.

Hoy ya no se habla de región. El hombre está definiendo sus Comarcas.

Hay indicadores que nos permiten observar que el hombre quiere recuperar su identidad. Primero como hombre, luego como perteneciente a una nación. Lo que implica que debe rescatar sus costumbres, sus tradiciones, sus RAICES.

Hasta aquí llegaron los economistas. Se frenaron ante una crisis que ellos mismos generaron y no saben aún como superar.

¿ No será hora de que la filosofía reemplace, a la economía de pensamiento hegemónico? ¿De que se redefinan los conceptos del bienestar social? De que los hombres recuperen su identidad y su rol ?.

Preguntas que abren a un debate en el que deberíamos involucrarnos ¿verdad?

Elmer M. LEAL

e-Mail: elmerleal_2000@yahoo.com.ar

 

Contador Público  porla Universidad Nacionalde Córdoba(Argentina),

Sociólogo  por Instituto Orgaz – U.N.C.

 

  • Docente-Coordinador enla DIPLOMATURA  EN  PRESERVACIÓN  DEL  PATRIMONIO  NATURAL  Y  CULTURAL; dela UNIVERSIDADBLASPASCAL (Cba./Arg.)
  • Docente Colaborador dela Maestría EDUCACIÓNy MUSEOS dela UNIVERSIDAD DEMURCIA (España), 2009-2011.
  • Ex-Docente del Programa de Extensión dela Universidad Nacionalde Córdoba (UNC) y Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC): “Patrimonio Local y Sociedad ” 2006-2011
  • Ex Vice-Presidente dela Fundación Centrode Investigaciones Económicas de Córdoba. (Fundación CIEC)
  • Asesor y Contador dela Fundaciónparala Incubaciónde Empresas ( U.N.C. – U.Tecnológica de Córdoba – Municipalidad de Córdoba). que atiende a empresas comerciales, industriales y/o culturales.

Miembro de  CICOP y  CECA (Delegaciones Argentinas)

Nuestro presente

La época en que nos toca vivir se define por un sin fin de caracteres  que desde varias décadas ya han puesto en discusión los valores que en el pasado parecían inconmovibles.
Crisis políticas, migraciones, urgencias económicas, el poder público no es respetado ni respetable. Las nuevas técnicas de la comunicación, la publicidad, el marketing y la pantalla sometieron la política y el poder público, lo efímero cuenta más que la duración, prima el individualismo y la pasión por el presente. Todo ello constituye la superficialidad e inmediatez de la sociedad de consumo y las especiales características de los estados democráticos hoy.
Esta situación se certifica con la concomitancia de cambios y transformaciones visibles en los modelos socioeconómicos imperantes, a nivel científico y tecnológico, en el desarrollo de nuevas pautas culturales y, en el papel preponderante de los medios de comunicación.

Ustedes, qué opinan?